Técnicas para decorar el cuero o corioplastia


Técnicas para decorar el cuero o corioplastia


La corioplastia es el nombre que agrupa las diferentes técnicas de decoración del cuero:

  • Calado: en este caso se corta o “cala” el motivo en el reverso con ayuda de otro cuero o de un cristal; el corte se hace con una cuchilla de afeitar afilada o para mayor seguridad con un cutter.
  • Decoración con color: es la técnica más fácil y de resultado más vistoso; se utilizan anilinas al alcohol, sulfato de hierro o tintas chinas. Si se tiñe la piel con colores lo aconsejable es darle después una mano de cera, dejar que se seque y frotar con un trapo para sacar brillo.
  • Estampado: la piel se labra con la ayuda de troqueles y rebajando los fondos con mateadores.
  • Incisado: con una cuchilla se rebaja aproximadamente un tercio de la parte del cuero; se utiliza como técnica decorativa en sí misma o para delimitar el dibujo en un repujado.
  • Maleado o gofrado: sobre un fondo mojado, dando golpes al mateador con un martillo, se rellena el área con el diseño deseado.
  • Moldeado: con esta técnica el cuero se trabaja por la flor, comprimiéndolo con las herramientas.
  • Mosaico: es el método más utilizado en la encuadernación. Puede hacerse o bien por yuxtaposición , retirando la flor de la piel que sirve de base e introduciendo piezas pequeñas que formen un dibujo, o por superposición, embutiendo las piezas sobre una piel en la que se ha calado la parte que forma el dibujo.
  • Pirograbado: consiste en quemar la superficie del cuerpo con un pirograbador, pequeño aparato eléctrico especial que consta de varias puntas intercambiables y diferentes graduaciones de calor que se utiliza como un lápiz sobre el cuero.
  • Repujado: se realiza oprimiendo el cuero por la flor para obtener distintos relieves; la piel ha de apoyarse sobe una plancha blanda de plastilina y así se le da el volumen deseado.
  • Tallado: se corta el cuero con las gubias de la misma manera que se talla la madera, produciendo efectos de relieve. El motivo queda en la flor de la piel, y el fondo, ahuecado y mate.

El cuero fue no solo uno de los primeros materiales que el hombre utilizó para protegerse del frío, sino uno de los que primero empezó a usar como soporte de sus expresiones artísticas. Hoy en día ofrece infinitas posibilidades para realizar manualidades sencillas y vistosas, algunas de las cuales incluso pueden ser realizadas por niños.